CONOCE MÁS SOBRE LA OBESIDAD

¿Qué es?

La obesidad es una enfermedad crónica prevenible, que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo, incrementando hasta un punto que pone en riesgo la salud o la vida.

El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de muerte a nivel mundial. Para determinar qué tan obeso eres, debes calcular tu Índice de Masa Corporal, para ello divides tu peso en kilos por el cuadrado de tu talla en metros (kg/m2).

Obesidad mórbida
Marjori Echenique

Adultos

En el caso de los adultos, la OMS define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:

-Sobrepeso: IMC igual o superior a 25.

-Obesidad: IMC igual o superior a 30.

El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, pues es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades. Sin embargo, hay que considerarla como un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas.

Adultos

En el caso de los adultos, la OMS define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:

-Sobrepeso: IMC igual o superior a 25.

-Obesidad: IMC igual o superior a 30.

El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, pues es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades. Sin embargo, hay que considerarla como un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas.

Obesidad

Niños menores de 5 años

En el caso de los niños menores de 5 años:

-El sobrepeso es el peso para la estatura con más de dos desviaciones típicas por encima de la mediana establecida en los patrones de crecimiento infantil de la OMS.

-La obesidad es el peso para la estatura con más de tres desviaciones típicas por encima de la mediana establecida en los patrones de crecimiento infantil de la OMS.

Obesidad en niños
Enfermedades por obesidad

Alternativas para combatir la obesidad

Cambia tu dieta:

Una de las causas de la obesidad está en tener una mala alimentación junto a un estilo de vida sedentario. Así que por lo general, modificar la dieta es una de las primeras opciones para perder peso. Sin embargo, ten en cuenta que los resultados no siempre son los mismos para cada caso, así que si vas a cambiar tu alimentación, te recomiendo que consultes a un médico.

Lo importante a la hora de cambiar hábitos es que estés motivado; acá te dejo unas recomendaciones saludables para tu alimentación:

– Come cinco veces al día y no bebas líquidos entre comidas.

– Evita las grasas.

– Reduce el consumo de sal y harinas.

– Come más ensaladas de vegetales frescos, verduras y pescados a la plancha.

– Toma mucha agua y jugos naturales sin azúcar.

Ejercítate:

No es un cliché. De hecho, la Organización Mundial de la Salud aclara en su sitio en internet que no debes confundir “actividad física” con “ejercicio”, porque esta es una subcategoría de la primera, porque se planea, está estructurada, es repetitiva y tiene como objetivo mejorar o mantener uno o más componentes del estado físico. La actividad física tanto moderada como intensa es beneficiosa para la salud.

¿Pero cómo empiezo?

Adultos de 18 a 64 años de edad pueden:

– Practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa, o una combinación equivalente entre actividad moderada e intensa.

– Para obtener mayores beneficios para la salud los adultos deben llegar a 300 minutos semanales de actividad física moderada o su equivalente.

– Conviene realizar las actividades de fortalecimiento muscular 2 ó más días a la semana y de tal manera que se ejerciten grandes conjuntos musculares.

Sin embargo, cuando ya has intentado con dietas y ejercicios y además de la obesidad padeces de otras enfermedades es oportuno que busques más información sobre la cirugía bariátrica.